A todos nos gustaría cumplir nuestros sueños. Levantarnos por la mañana y vivir haciendo cosas que nos apasionen, nos realicen como personas y nos hagan felices. Pero la inmensa mayoría de nosotros no lo hace. La generación que nos ha criado no nos ha preparado mentalmente para esa posibilidad y solo pensar en ello nos provoca inseguridad. Nos encantaría dar un golpe en la mesa y dejar nuestros trabajos alimenticios pero tenemos sobre los hombros las facturas, la familia y la mirada de nuestros progenitores que nos dice: «Cotiza, consigue un trabajo fijo, cómprate un piso.» Y vivimos años y años y años agachando la cabeza y odiando las jornadas de lunes a viernes. Buscando un eterno sábado. Y nos parece normal, porque todos los que nos rodean están igual.

Pues no es normal y no todos están igual. Y para muestra os traigo dos botones: James Victore y Todd McFarlane.

Dar un golpe en la mesa

Estos dos señores, un buen día, dieron un golpe en la mesa. Real o metafórico (aunque seguramente James Victore lo dio de verdad :-)) y decidieron que iban a intentar esto de ser adultos por su cuenta y riesgo. Salieron de la jaula que supone la aparente seguridad de una nómina y se lanzaron a la inseguridad de depender de ellos mismos. Apostaron por sus sueños y pusieron trabajo, esfuerzo y pasión al servicio de sus ideas. Sin coaches, ni padrinos. Fijaron un objetivo y fueron a por él. Y consiguieron vivir una vida creativa y plena, vaya que sí. ¡Lo están consiguiendo cada día! Y todo empezó con ese simple «basta».

Las enseñanzas del camino

«Si quieres algo, hazlo. Vas a tener que crear tus propias oportunidades, pequeña. Mueve el culo.»

 Eso es lo que me digo cada día. Eso es lo que han hecho y hacen estos dos señores: moverse, evolucionar, no dar nada por sentado, no definirse como expertos, seguir siempre aprendiendo, seguir siempre vivos. Así han recorrido un camino cimentado en la fuerza de sus valores y la resistencia a los fracasos. Un camino enriquecedor en el que cada uno ha aprendido, buscando su definición de éxito y felicidad, cómo llegar a ese estado. Cómo levantarse después de un fin de semana y ser el hombre más feliz del mundo porque ha llegado el lunes.

James Victore: once pasos para sentirte realizado

Voy a presentar un poco a James Victore, para quien no lo conozca. James Victore nació en Idaho y es director de arte, diseñador gráfico y autor de varios libros. También da charlas sobre creatividad y desarrollo personal. Es un hombre con una fuerza y sinceridad abrumadoras, virtudes que le han hecho mundialmente famoso gracias a su canal de Youtube.  Allí comparte sus experiencias como creativo y responde a las preguntas existenciales (Burning questions!) de aquellos que también lo son o quieren serlo. Si tenéis un nivel medio de inglés pasaos por él, porque es toda una revelación y un chute de energía.

Y es en su canal precisamente donde se aloja este video magnífico, con esos once pasos para tener éxito labrando tu camino, que enlazo a continuación y que Raúl Gil me descubrió:

¿Los has apuntado?  No te preocupes, aquí te dejo los once pasos /actitudes indispensables (según James) para despegar tu sueño:

  1. Sé específico.
    Define qué es el éxito para ti, qué quieres conseguir.

  2. Ten un plan.
    Márcate metas, ponte fechas de entrega.

  3. Pide ayuda.
    Busca gente que esté en tu situación y que haya pasado por tu situación. Habla con ellos, haz equipo. Pueden ayudarte, guiarte.

  4. Supera las pruebas.
    Una vez salgas ahí afuera, van a ponerte a prueba.Te harán dudar de ti mismo. Estate preparado para eso. No les hagas caso. Supérales y sigue adelante.

  5. Asume el éxito.
    Dar el paso de luchar por ti mismo ya es un éxito. Adopta tu pose de poder. Felicítate a ti mismo cuando consigas una meta. Todo lo que venga solo puede ser mejor.

  6. Persiste.
    Trabaja todos los días. Termina lo que empiezas.

  7. Cuida tu salud.
    Duerme bien. No tengas malos hábitos. Come sano. Cuídate, necesitas toda tu energía.

  8. Mata tu televisor.
    No lo necesitas. Ni a él ni a todas esas distracciones que te llaman desde internet.

  9. Comparte tu sueño.
    Háblale a todo el mundo sobre lo que estás haciendo. Tu ilusión por tu proyecto hará que los demás también se ilusionen con él.

  10. Respira, sonríe, sigue a tu corazón.

  11. «Mándalos al infierno»
    A esos que te dicen que no puedes hacerlo, claro está. Sigue tu camino, demuéstrales quien eres, da todo de ti y sé inconformista.

Todd McFarlane: un plan para toda la vida

Todd McFarlane es dibujante de cómic, fabricante de juguetes y escritor. Trabajó para Marvel y DC pero lo dejó todo para fundar su propia editorial, desde donde lanzó a la fama mundial a su propio superhéroe: Spawn. Este hombre innovador y con muy buen olfato empresarial ha arriesgado en el terreno laboral y se ha llevado tantos palos como éxitos ha tenido. Y escucharle hablar de todo ello en este vídeo (en inglés, con subtítulos en inglés si quieres) es revelador, inspirador y una auténtica gozada (una vez más, gracias Raúl Gil por descubrírmelo):

¿Qué ha aprendido Todd en todos estos años de trabajo? Que el éxito profesional y personal tiene mucho que ver con:

  1. Encontrar tu pasión.
    Pregúntate qué enamora tu alma e invierte tiempo en ello.

  2. Aprender los detalles.
    Entrena los detalles de tu arte. Practica.

  3. Buscar una apertura.
    Una brecha, una oportunidad, el lugar por el que poder introducirte a donde quieres llegar.

  4. Ser persistente.
    Sobrelleva los rechazos como parte del proceso. Es algo completamente normal. Sigue trabajando incansablemente, persiste.

  5. Hacerlo atractivo.
    Aun si crees que lo que haces no aporta nada nuevo, crea un discurso que haga que lo deseen. Acuérdate de lo que hacía Steve Jobs.

  6. Luchar contra el status quo.
    Cuestiona por qué las cosas son como son. Cámbialas. Innova. Hazlas a tu manera.

  7. Conocer tus debilidades.
    Para disimularlas y mejorarlas.

  8. Cumplir tus plazos.
    La gente fiable y responsable consigue más clientes que los artistas bohemios.

  9. Divertirte.
    Diviértete con lo que haces si no quieres aburrirte de ello o volverte loco.

  10. Hacer que el negocio sirva al arte.
    Nunca al revés.

  11. Conocer tu valor.
    Ni te infravalores ni te eleves a las nubes. Tampoco dejes que los demás lo hagan. Tu valor como profesional es el que es, conócelo y defiéndelo.

  12. Vigilar tu espalda.
    Las puñaladas vendrán, mejor que las veas venir.

  13. Hacer las cuentas.
    Sopesa pros y contras. Haz números. ¿Qué te sale más a cuenta en tu vida? Y hazlo.

  14. Dar poder al artista.
    Un alma que puede expresarse artísticamente es un alma libre y creativa.

  15. Ser dueño de tus ideas.
    Disponer del control total sobre tus ideas te da la libertad de decidir sobre ellas. Las ideas que cedes a otros dejan de trabajar para ti.

  16. Tener un plan sustentable.
    A la hora de trazar planes tenemos que partir de un punto real y pensar, de manera real, como llegar hasta ese lugar que anhelamos y ahora nos parece irreal.

  17. Crear las historias que no encuentres.
    ¿No encuentras en tu librería de confianza la novela que te gustaría leer? ¡Escríbela! Ofrécela al mundo. Podrá gustar más o menos, pero no habrá otra como esa.

  18. Encontrar un espacio en blanco.
    En alguna parte falta alguien como tú. En algún sitio hay alguien que espera lo que tú puedes ofrecer. Solo tienes que encontrarlo y situarte ahí.

  19. Buscar la excelencia y cobrar por ella.
    Si como profesional procuras hacer un trabajo excelente que no te de reparo poner un precio acorde a tus productos o servicios. Todo el mundo merece ser bien remunerado.

  20. Invertir tu propio dinero.
    En la medida de lo posible utiliza tus ganancias para invertir en proyectos nuevos. Tanto si pierdes como si ganas, la responsabilidad será solo tuya. Endeudarse con otros es una forma refinada de esclavitud.

  21. Decir siempre sí.
    Embárcate en planes y proyectos, tuyos o de otros. Haz cosas nuevas, no tengas miedo a enfrentarte a trabajos que nunca antes has hecho. Si te motivan y te retan, di siempre sí.

  22. Diversificar tu marca.
    No te lo juegues todo a una sola carta. Yo creo que por dos razones fundamentales: por salud mental (seguro que tienes múltiples intereses dentro de tu campo y centrarte solo en uno te pone de mal humor) y por salud financiera (tener diferentes maneras de ingresar dinero multiplica tus posibilidades de hacerlo). Pero tampoco te pases diversificando, no te vuelvas loco ni te obsesiones con ello.

  23. Pedir ayuda cuando la necesites.
    Todos necesitamos ayuda. Todos. En algún momento, por alguna razón. Y no eres más débil por pedirla, eres más eficiente.

  24. Aprender del dolor.
    No esquives el dolor, no lo empequeñezcas. Siéntelo y aprende de él.

  25. Conocer tus límites.
    Pasarse poniendo metas y exigencias es el camino más corto al desánimo. Tú sabes hasta donde llegas, hasta donde puedes exigirte, no quieras ser superman.

  26. Saber que el dinero es libertad.
    Tú y yo ya lo sabíamos. Tener dinero no es la felicidad, la felicidad es gastarlo en ser libre.

  27. No madurar.
    Hay varias razones para no hacerlo, para mí las mejores: la eterna curiosidad de los niños, sus inmensas ganas de jugar y experimentar y su nulo miedo al ridículo. Siempre viene bien conservarlas.

Conexiones

En estas dos listas hay ideas que se repiten, las más importantes:

  1. Saber qué te apasiona

  2. Tener un plan

  3. Pedir ayuda

  4. Persistir

  5. Cuidar tu salud física y mental

  6. Sonreír

Si vas a lanzarte, si vas a dar un golpe en la mesa y ponerte desde hoy a intentarlo, procura tener en cuenta, al menos, estos seis consejos. Vendrán tiempos duros. Tiempos de sequía económica, de sequía laboral. Momentos en los que dudarás de ti mismo y querrás volver a tener una nómina. Cuando esos momentos lleguen y llegarán, porque siempre llegan, piensa en estas tres palabras: no eres eterno. Piensa en James Victore y en Todd McFarlane. Y piensa que quien no arriesga, no gana. Y hoy se ha quedado un día estupendo para empezar a ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por María Carmen Latorre como responsable de esta web y destinataria de los mismos. La finalidad de la recogida de estos datos es gestionar los comentarios. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Hostinger International Ltd (Hostinger España) situados en la Unión Europea (política de privacidad de Hostinger España) Legitimación: Tu consentimiento expreso. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a hola@mclatorre.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.